Reapertura de centros comerciales en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires

Publicado hace 6 días

En fecha 14 de octubre de 2020, mediante la Decisión Administrativa 1854/2020, y en el marco del aislamiento social preventivo y obligatorio dispuesto por el Gobierno Nacional para evitar el avance del COVID-19 en el país, el Jefe de Gabinete de Ministros ha publicado en el Boletín Oficial de la República Argentina la Decisión que autoriza el funcionamiento de centros comerciales en el ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y exceptúa del “aislamiento social, preventivo y obligatorio” y de la prohibición de circular a las personas afectadas a la actividad. 

El Jefe de Gabinete, mediante la Decisión Administrativa N° 1854/2020, autorizó la reapertura de centros comerciales en el ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. La disposición comenzó a regir desde el 14 de octubre de 2020, a escasos días de celebrarse el Día de la Madre.

Cabe aclarar que el funcionamiento de centros comerciales estaban prohibidos durante el dictado del aislamiento social -mediante el decreto primigenio N° 792/2020-, por lo que, resulta una excepción a aquella disposición.

Además la norma contempla que “los o las titulares o responsables de los lugares donde se efectúen las tareas autorizadas deberán garantizar las condiciones de higiene, seguridad y traslado establecidas por la jurisdicción para preservar la salud de sus trabajadoras y trabajadores, y que estas y estos lleguen a sus lugares de trabajo sin la utilización del servicio público de transporte de pasajeros.”

En cuanto al funcionamiento, el protocolo presentado por el gobierno de la Ciudad, recepta el establecimiento de termómetros digitales para tomar temperatura, y la restricción del número de personas a los locales de acuerdo a su superficie, a su vez, determina que los patios de comida estarán cerrados. Se estima que alrededor del 25% de los locales permanecen cerrados a causa del largo tiempo sin poder abrir por la pandemia.

La Ciudad Autónoma de Buenos Aires deberá dictar las reglamentaciones necesarias para el desarrollo de la actividad, pudiendo el Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires implementarla gradualmente, suspenderla o reanudarla, en el marco de sus competencias territoriales, en virtud de las recomendaciones de la autoridad sanitaria local, y conforme a la situación epidemiológica y sanitaria.

Las personas que desempeñen sus tareas laborales en los establecimientos autorizados a desarrollar sus actividades por esta decisión administrativa deberán tramitar el Certificado Único Habilitante para Circulación – Emergencia Covid-19, establecido por la Decisión Administrativa N° 897/20.

Protocolo que deberán aplicar los Centros Comerciales:

  • La cantidad de personas permitidas en simultáneo dependerá del tamaño del centro comercial. Se calcula que se permitirá una persona cada 15 metros cuadrados del shopping.
  • Con el fin de evitar aglomeraciones, las entradas deberán contar con sistemas electrónicos que contabilicen la cantidad de personas que ingresan y egresan del establecimiento.
  • La Ciudad dispondrá de personal de concientización en las entradas de cada centro comercial para evitar la formación de focos de contagio en los ingresos al edificio.
  • Siempre que sea posible, los clientes deberán evitar ingresar con acompañantes.
  • El personal de los comercios deberá garantizar la rápida atención de los clientes, a modo de evitar las concentraciones de personas en los momentos de mayor afluencia de clientes.
  • A fin de facilitar el cumplimiento de los dos metros de distanciamiento social entre las personas, los lugares de espera deberán estar señalizados.
  • El trabajador deberá estar aislado de las personas externas al establecimiento siempre que fuera posible. Para eso, se colocarían mamparas, pantallas o elementos de distanciamiento en los escritorios de las oficinas de atención al público.
  • Los locales gastronómicos, como los patios de comida, deberán adecuar su funcionamiento a lo establecido en los protocolos aprobados para el desarrollo de su actividad.
  • Los cines y los juegos para niños no se habilitarán.
  • Los empleadores son los que deberán garantizar el traslado de sus trabajadores sin la utilización del servicio público de transporte de pasajeros de colectivos, trenes y subtes.