Modificaciones a la ley de contrato de trabajo

A fines del pasado año se ha promulgado un conjunto de leyes que implicaron una leve modificación a la Ley de Contrato de trabajo, si bien las presentes modificaciones no importan un cambio radical en la LCT, las mismas refieren a nuevos aspectos prácticos que acontecen en las relaciones laborales.
En este sentido, en fecha 15 de diciembre de 2016, el Boletín Oficial publicó las leyes Nº 27.320,27.321, 27.322, 27.323 y 27.325 que modifican los art. 147, 54, 71, 75 y 255 de la Ley de contrato de Trabajo (ley 20.744).
Reformas.

1) Cuota de embargos a los trabajadores. Ley 27.320 (Publicación  en  el  B.O.: 15/12/2016.) en su parte pertinente dice: Artículo 1º: Incorpórase como 3er. párrafo del art.147 del Régimen de Contrato de Trabajo, aprobado  por  la  ley 20.744 (t.o.1976 y mods.) el  siguiente  texto: “A  los  fines  de  hacer  operativas  las  previsiones  contenidas  en  el  presente artículo, la  traba  de  cualquier  Embargo Preventivo o Ejecutivo  que afecte  el  salario  de  los  trabajadores  se  deberá  instrumentar  ante  el  Empleador  para que  éste  efectúe  las  retenciones  que  por  derecho  correspondan, no pudiéndose  trabar  Embargos  de  ningún  tipo  sobre  la  Cuenta–Sueldo. Trabado  el embargo, dentro  de  las  cuarenta  y  ocho (48) horas,   el  Empleador  deberá poner  en  conocimiento  del  Trabajador  la  medida  ordenada,  debiendo  entregar  copia  de  la  resolución  judicial  que  lo  ordena”.

La Ley incorpora un tercer párrafo al mentado art. 147 de la LCT, consagrando la inembargabilidad del salario y de las indemnizaciones laborales, sin perjuicio de ello, lo importante a destacar de este nuevo párrafo es que, la orden de embargo preventivo y/o ejecutivo debe dirigirse “exclusivamente” ante el empleador, quien como agente de retención tendrá que efectuar las retenciones que por derecho correspondan al embargante. Entonces, en el aspecto práctico de la norma, una vez que el empleador reciba la orden de embargo impuesta al trabajador, éste debe comunicárselo dentro de los 48 hs de ser efectivizado la retención y, entregarle una copia de la resolución judicial que ordena el embargo en cuestión. Luego de poner en conocimiento al dependiente que su salario se encontrará afectado por la medida mencionada, debemos recordar que el empleador solo podrá retener en las proporciones indicadas por la materia laboral, las cuales se hallan delimitadas en el decreto 484/87.-

2) Control de documentación registral. Ley 27.321 (Publicación  en  el  B.O.: 15/12/2016) -en su parte pertinente dice: Artículo 1º: Modifícase el artículo 54 del Régimen de Contrato de Trabajo aprobado por la ley 20.744 (t.o. 1976) y sus modificatorias, el que quedará redactado de la siguiente forma: Artículo 54: Aplicación de los registros, planillas u otros elementos de contralor. Idéntico requisito de validez deberán reunir los registros, planillas u otros elementos de contralor exigidos por las leyes y sus normas reglamentarias, por los estatutos profesionales o convenciones colectivas de trabajo, que serán apreciadas judicialmente según lo prescrito en el artículo anterior.

Como se observará, dicha modificación es importante a los efectos de la eficacia probatoria que tiene los libros contables y/o planillas del empleador, en caso de ser sometidos a la apreciación judicial. Es este sentido, la norma incorpora al requisito de validez que deben reunir los libros y/o registros contables, a “las leyes y sus normas complementarias”. Recordemos que el anterior texto sólo hacía alusión a los estatutos o convenciones colectivas. Se agrega así una nueva fuente de control de validez sobre los registros y/o libros contables, lo cual es importante en materia probatoria.

3) Controles sometidos a los empleados. Ley 27.322 (Publicación  en  el  B.O.: 15/12/2016) – en su parte pertinente dice: ARTÍCULO 1° – Modifícase el artículo 71 del Régimen de Contrato de Trabajo aprobado por la ley 20.744 (t.o. 1976) y sus modificatorias, que quedará redactado de la siguiente forma: ‘Artículo 71: Conocimiento. Los controles referidos en el artículo anterior, así como los relativos a la actividad del trabajador, deberán ser conocidos por éste.

La presente ley modifica al art. 71 de la LCT y determina una obligación para el empleador, quien debe poner en conocimiento de los trabajadores los controles personales que pueda efectuar. Esta modificación permite una mayor protección a la intimidad de los dependientes, dado que la patronal, necesariamente, debe dar a conocer en forma clara los sistemas de control que pudiera a establecer en la actividad laboral.

4) Deber de seguridad. Ley 27.323 (Publicación  en  el  B.O.: 15/12/2016) – en su parte pertinente dice: ARTÍCULO 1: Modifícase el artículo 75 del Régimen de Contrato de Trabajo aprobado por la ley 20.744 (t.o. 1976) y sus modificatorias, el que quedará redactado de la siguiente forma: ‘Artículo 75: Deber de Seguridad. El empleador debe hacer observar las pautas y limitaciones a la duración del trabajo establecidas en la ley y demás normas reglamentarias, y adoptar las medidas que según el tipo de trabajo, la experiencia y la técnica sean necesarias para tutelar la integridad psicofísica y la dignidad de los trabajadores, debiendo evitar los efectos perniciosos de las tareas penosas, riesgosas o determinantes de vejez o agotamiento prematuro, así como también los derivados de ambientes insalubres o ruidosos. Está obligado a observar las disposiciones legales y reglamentarias pertinentes sobre higiene y seguridad en el trabajo. El trabajador podrá rehusar la prestación de trabajo, sin que ello le ocasiones pérdida o disminución de la remuneración, si el mismo le fuera exigido en transgresión a tales condiciones, siempre que exista peligro inminente de daño o se hubiera configurado el incumplimiento de la obligación, mediante constitución en mora, o si habiendo el organismo competente declarado la insalubridad del lugar, el empleador no realizara los trabajos o proporcionara los elementos que dicha autoridad establezca”.

En lo que respecta a esta modificación, la ley abre un abanico de responsabilidades para el empleador, en tanto fija nuevos factores y/o elementos que deben ser contemplados por el empleador en la actividad laboral, en la medida que aquellos puedan generar un perjuicio a los trabajadores.

El nuevo articulado de la LCT, no sólo contempla la responsabilidad por el daño que pueda generar el ejerció de la actividad laboral a los trabajadores, sino que además establece un nuevo deber de prevención en cabeza de la patronal. Al efecto, el empleador tiene la obligación de “adoptar las medidas que según el tipo de trabajo, experiencia y la técnica sean necesarias para proteger la integridad psicofísica de los trabajadores, y de su dignidad”, además de prever que dicha actividad “no genere efectos perniciosos de las tareas penosas, riesgosas o determinantes de vejez o agotamiento prematuro” a sus dependientes. Asimismo, se establece que el trabajador tendrá el derecho a rehusarse a la prestación de tareas, sin la reducción del salario, en caso de peligro inminente de daño o incumplimiento de normas de seguridad e higiene.

5) Reingreso de trabajador jubilado. Ley 27.325 (Publicación  en  el  B.O.: 15/12/2016) – en su parte pertinente dice: ARTÍCULO 1: Modifícase  el  art.255,del  Régimen  de  Contrato  de  Trabajo, aprobado por  la  Ley  20.744, el  que  quedará  redactado  de  la  siguiente forma: “Artículo 255. Reingreso  del  Trabajador. Deducción  de  las  indemnizaciones  percibidas. La  antigüedad  del  Trabajador  se  establecerá  conforme  lo  dispuesto  en  los  artículos  18  y  19  de  esta  ley, pero  si  hubiera  mediado  reingreso  a  las  órdenes del  mismo  Empleador  se  deducirá  de  las  indemnizaciones  de  los  arts. 245, 246,  247,  250,  251,  253  y  254  lo  pagado  en  forma  nominal  por  la  misma causal  de  cese  anterior. En  ningún  caso,  la  indemnización  resultante  podrá  ser  inferior  a  la  que  hubiera  correspondido  al  trabajador  si  su  período  de  servicios  hubiera  sido  sólo  el  último  y  con  prescindencia  de  los  períodos  anteriores  al  reingreso.

La presente reforma elimina la actualización de las indemnizaciones percibidas en caso de reingreso del trabajador. Entonces, sólo podrán deducirse de las indemnizaciones abonadas antes de su reingreso las sumas que hubiesen abonado a valores NOMINALES y, únicamente para el caso en que la causa sea la misma que en el cese anterior.-

Conclusión.
En atención a las consideraciones expuestas, las presentes leyes que reforman a la Ley de Contrato de Trabajo, significan una actualización a los aspectos prácticos que acontecen en las actividades laborales entre trabajadores y empleadores, siendo de suma importancia que la LCT se adapte a las nuevas contingencias que puedan acaecer en el ámbito laboral.

Post A Comment