Justicia: Nueva ley de juicios por jurados de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Publicado hace 3 semanas

El día 30 de Septiembre de este año, la Legislatura de la Ciudad de la Ciudad de Buenos Aires aprueba la aplicación de un proceso penal ante tribunal para casos que las penas máximas sean, por lo menos, de 20 años.

El jurado estará integrado por 12 miembros titulares y 2 suplentes, todos ciudadanos residentes en la Ciudad de Buenos Aires, los cuales los miembros titulares se conformarán con 5 hombres y 5 mujeres, y los restantes serán reservados indistintamente del sexo a fin de poder acceder a cupos para personas no binarias.

Para cada caso, se llamarán a 36 personas, estos serán convocados a una audiencia, de los cuales se confirmarán a 12 titulares y 2 suplentes de forma objetiva e imparcial para que luego formen parte del proceso como se detalla a continuación.

El juicio por jurados será una instancia obligatoria para todos aquellos delitos penales, los cuales, la pena máxima tenga una pena en abstracto igual o mayor a 20 años, quedando primordialmente incluidos los delitos de homicidio, sus agravantes, tortura, entre otros.

Respecto a las decisiones, el jurado deberá deliberar y tomar una resolución unánime en caso de condena. Caso contrario, se entenderá por estancado el proceso, llamando a una nueva instancia de tribunal, procediendo a una nueva instancia de juicio. En este caso, si el nuevo tribunal no arriba a un veredicto unánime, se tendrá por absuelto al imputado. Ante el supuesto de llegar a una condena por unanimidad, el condenado tendrá una segunda instancia de revisión judicial, en cumplimiento de las normas internacionales de Derechos Humanos.

En los casos que el tribunal halle inocente al imputado y tome por mayoría esta decisión, cumplimentando con la segunda instancia y perseverando la decisión absolutoria, será vinculante para el Juez que entienda en la causa, debiendo proceder a liberar de los cargos al imputado.

En cuanto al rol del juez, este se limitará a dar precisiones técnico/jurídicos a los miembros de los tribunales, no a fin de persuadir a los integrantes, sino a ayudarlos a encuadrar jurídicamente el caso, dar un punto de vista normativista, asistirlos para facilitar su compresión y otorgará directivas procesales a fin de cumplir con la celeridad y dinámica del proceso, evitando cualquier clase de fluctuación.

Suscríbase a nuestro newsletter