La AFIP extendió la suspensión de ejecuciones fiscales y la traba de medidas cautelares

Publicado hace 6 días

El “Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio”, dispuesto por el Gobierno Nacional en pos de evitar la propagación del COVID-19, ha repercutido no sólo en la vida social de los habitantes de este país, sino también en la economía de los particulares y de las Pequeñas y Medianas Empresas. 

La Administración Federal De Ingresos Públicos (AFIP), en el marco de sus facultades, viene adoptando diferentes medidas, ello con el fin de amortiguar el impacto negativo de la situación económica que atraviesan los contribuyentes y con el objetivo de coadyuvar al cumplimiento de sus obligaciones tributarias cuya aplicación, percepción y fiscalización se encuentran a su cargo. 

El día 26 de junio de 2020 fueron publicadas en el Boletín Oficial dos nuevas resoluciones dictadas por dicho organismo. A continuación se detalla lo que se dispuso en cada una de ellas. 

En primer lugar, a través de la Resolución General 4740/2020  la AFIP resolvió: 

Prorrogar la suspensión de la traba de medidas cautelares correspondientes a sujetos que registren la condición de Micro, Pequeñas y Medianas Empresas, inscriptas en el “REGISTRO DE EMPRESAS MiPyMES”,  dispuesta por  el artículo 20 de la Resolución General N° 4.557 sus modificatorias y su complementarias. Dicho artículo establecía suspender la traba de las medidas cautelares  “entre los días 14 de agosto de 2019 y 30 de junio de 2020, ambos inclusive”. Conforme lo dispuesto en la resolución  supra mencionada, esa expresión fue sustituida  por la siguiente: “…entre los días 14 de agosto de 2019 y 31 de julio de 2020, ambos inclusive…”.

Por otra parte, a través de la Resolución General 4741/2020 la AFIP estableció extender la suspensión de la iniciación de juicios de ejecución fiscal por parte de este Organismo, hasta el día 31 de julio de 2020, inclusive

Cabe destacar que, dicha suspensión no obsta al ejercicio de los actos procedimentales y procesales destinados a impedir la prescripción de las acciones y poderes del Fisco para determinar y/o exigir el pago de los tributos, multas y accesorios cuya aplicación, percepción y fiscalización se encuentren a cargo de esta Administración Federal.